fbpx Houston Texas
05MAY20_02a

Acciones necesarias antes de reemplazar el sistema AC

Cuando llega el momento de reemplazar el sistema HVAC, se hace necesario calcular costos, evaluar propuestas, definir una estrategia y planear todo tipo de imprevistos.

Ese sería el camino correcto para no encontrar sorpresas económicas, técnicas y temporales, pero la pregunta que siempre se ubica adelante es: ¿Cuánto cuesta el reemplazo de un sistema HVAC?

Siendo honesto y responsable para resolver esa duda, la respuesta correcta sería decir que el precio es muy variable y depende mucho de lo escrito al inicio de éste artículo. O sea, hay cuestiones técnicas y temporales que serán muy distintas para cada caso y en ésta guía vamos a compartir nuestra experiencia sobre cómo planear correctamente el remplazo de un sistema de aire acondicionado central para residencias.

Básicamente, cuando se piensa en reemplazar un equipo de aire acondicionado central la mayoría de las personas se enfocan en las prestaciones de los distintos equipos y en el costo de la instalación, entonces obtienen el siguiente esquema de gastos:

– Costo de la unidad de climatización adecuada.
– Honorarios por servicio de instalación y puesta en marcha.

Pero lo correcto para estimar los costos de inversión, es incluir aquellos detalles que tienen incidencia directa en el presupuesto final y que a menudo las personas pasan por alto. Detalles que al final, siempre se hace necesario adquirir para optimizar el plan de gastos y el rendimiento del sistema. Los más comunes son:

– Honorarios por asesoramiento previo y reporte de necesidades.
– Honorarios por balance térmico para condiciones climáticas particulares.
– Determinación de costos por equipos con eficiencia energética.
– Accesorios necesarios y dispositivos complementarios para el sistema.
– Cantidad y estado de los conductos y la vivienda en general.
– Trabajos complementarios de plomería, electricidad y albañilería.
– Permisos, licencias y seguros del contratista para ejecutar los trabajos.

Con respecto a los honorarios por asesoramiento y reporte, en NBL consideramos que es la tarea inicial y obligada para poder establecer un correcto plan de inversiones relacionado con el remplazo de la unidad de AC. Sin éste paso fundamental, todas las acciones posteriores seguramente se transformen en gastos adicionales no contemplados.

Una vez obtenido el reporte de necesidades, en NBL sugerimos realizar un balance térmico adecuado para cada hogar, debido a que cada casa presenta condiciones totalmente particulares y éste trabajo permite planificar los costos y las estrategias.

Con la información del balance térmico, ya se puede elegir un sistema de aire acondicionado central adaptado exclusivamente a la necesidad y el presupuesto. En NBL, sugerimos elegir equipos con el sello de eficiencia energética porque permiten ahorrar en las boletas de energía.

Luego, un paso importante es definir qué tipos de complementos o accesorios vamos a sumar al sistema de aire acondicionado central para que trabaje con mejor prestación y brinde otras funcionalidades. Los más comunes son los humidificadores, los purificadores, las lámparas UV, los termostatos inteligentes, las aplicaciones móviles y los sensores especiales. Pero siempre es bueno consultar por cualquier otro dispositivo, repuesto o consumible que se pueda conseguir a bajo precio al adquirir un sistema HVAC completo.

Cumplido la primera parte relacionada con la adquisición de equipos, se hace necesario pasar a la evaluación de la infraestructura existente para saber si las instalaciones están a la altura de las circunstancias o necesitan renovaciones.

La más importante y necesaria es la red de conductos y se debe verificar su cantidad, calidad y estado, porque las necesidades actuales seguramente sean diferentes a las que existían con anterioridad. Además, es probable que se necesiten nuevos tramos de conductos, sellados de conductos y limpiezas generales.

También es necesario inspeccionar completamente la vivienda y establecer las acciones necesarias para el aislamiento general de la vivienda, considerando fundamentalmente los techos, sótanos, suelos, carpinterías y demás sectores que estén directamente involucrados en la ganancia o pérdida de temperatura.

Siguiendo con la infraestructura, la vivienda debe disponer de una red eléctrica saludable y preferentemente exclusiva para el sistema de HVAC. Normalmente, se hace necesario actualizar tableros y protecciones eléctricas para asegurar el buen funcionamiento del equipo. También, la vivienda debe disponer de áticos accesibles, espacios exteriores libres, sótanos o subsuelos limpios y con alimentación de redes de gas y agua. Si estas condiciones no existen, seguramente aparezcan gastos extras.

Finalmente, un costo que casi siempre se pasa por alto en la mayoría de las personas es el relacionado con los seguros y los permisos de ejecución de los trabajos que deben incluirse en el presupuesto final. Eventualmente, los organismos pueden solicitar el pago de licencias especiales o permisos de construcción para ejecutar estos trabajos y ajustarlos a las normas vigentes.

Entonces, para resumir éste artículo podríamos decir que antes de iniciar el recambio de un equipo de AC, se debe recurrir a un profesional para conseguir el asesoramiento adecuado. Luego se debe establecer un presupuesto detallado que indique los equipos a adquirir, los materiales a usar, la mano de obra a emplear, los trabajos a ejecutar, los trámites a realizar y los tiempos necesarios para concretar la estrategia propuesta. Todo ese detalle seguido por los costos finales a asumir por el cliente, las responsabilidades adquiridas por ambas partes y las garantía ofrecidas por el contratista.

Referencias:

Link EPA – Informe completo
Información y sugerencias.
Link Home Advisor – Guía de costos
Una complete guía de costos aproximados.
Link Energy Star – Resumen
Características generales.

Artículos relacionados:

La importancia del asesoramiento profesional
¿Cuándo es el momento de reemplazar el sistema HVAC?

Compartir este Post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print